Archivo | julio, 2012

Rico almuerzo antes de entrar al museo

27 Jul

Hace unos días, antes de ver la exposición Mais amor em SP, en el Museu da Imagem e do Som (MIS), fui a almorzar al bistró Chez Mis.

Abrió hace algunos meses y, por lo visto, tiene buena fama porque se llena. Hay ensaladas, sandwiches, rissottos, ñoquis y carnes (mirá el menú en este link). Varios platos tienen ingredientes orgánicos. Pedí una milanesa y una cerveza (Miller, la única long neck que había).

        

Durante la semana el restaurante debe ser más silencioso, ideal para apreciar el ventanal inclinado, rodeado de árboles y plantas.

Después de un rico almuerzo en este restaurante, la visita al MIS es obligatoria. Las exposiciones en ese museo siempre valen la pena, como una sobre George Meliès, sobre la que escribí en Trilhos Urbanos.

Chez Mis

Av. Europa 158, Pinheiros

http://www.chez.com.br/chezmis/

Anuncios

Un poco más que una librería

22 Jul

Uno de los lugares porteños que siempre aparece en las guías turísticas brasileñas es El Ateneo Grand Splendid, de la Av. Santa Fé. Los turistas vuelven encantados con esa librería enorme, imponente y lindísima.

Todavía nunca vi una guía argentina sobre San Pablo para saber si también ponen a la Livraria Cultura como punto turístico. Creo que deberían. Queda dentro del Conjunto Nacional, un pseudo-centro comercial en la Av. Paulista, con pocos locales, oficinas y un cine. La fachada de la librería es discreta, pero al entrar uno se encuentra con tres pisos llenos de libros, música y películas. En la rampa que comunica el primer piso con el segundo, hay puffs para sentarse y leer. Te podés quedar ahí sin que nadie te moleste.

  

También hay espacios lúdicos para que los más chicos se diviertan, mientras madres y padres aprovechan un momento de lectura.

El clima en esa librería es tan agradable que a uno le dan ganas de perder el tiempo allí. La mayoría de los vendedores atiende con simpatía y ganas de ayudar. En portugués, yo diría que me siento à vontade.

Además, es el lugar ideal para comprar regalos. No sólo por la oferta de libros, sino por la forma en que te los envuelven:

En estos últimos años, la Livraria Cultura creció: en el mismo Conjunto Nacional está el anexo, que vende libros de arte. Hay un espacio sólo con los libros de la editorial Companhia das Letras y un local llamado Geek.ETC.BR, inaugurado hace unos meses, que vende historietas, videogames y  muñecos. También hay una tienda del Instituto Moreira Salles (IMS), con patrocinio de la Livraria Cultura, que tiene fotografias, grabados y libros impresionantes. Todo eso en un mismo espacio.

El Conjunto Nacional, en la Av. Paulista 2073

La Av. Paulista es una gran referencia tanto para quien vive como para quien visita San Pablo. El Conjunto Nacional queda en el comienzo de la avenida, cerca de los subtes Consolação (línea verde) y Paulista (línea amarilla). No hay excusas para dejar de visitar estos espacios literarios.

Amor que no existe

21 Jul

Después de escribir el post sobre las declaraciones de amor a San Pablo, me acordé de una canción de Criolo, que muestra otro lado de esa relación de amor y odio que uno tiene con la ciudad: Não existe amor em SP.

Não existe amor em SP / No existe amor en SP
Um labirinto místico / Un laberinto místico
Onde os grafites gritam /Donde los grafitis gritan
Não dá pra descrever / No se puede describir
Numa linda frase /En una frase linda
De um postal tão doce / De una tarjeta postal tan dulce
Cuidado com doce / Cuidado con lo dulce
São Paulo é um buquê / San Pablo es un ramo
Buquês são flores mortas / Bouqués de flores muertas
Num lindo arranjo / En un lindo ramo
Arranjo lindo feito pra você / Ramo lindo hecho para vos

Não existe amor em SP / No existe amor en SP
Os bares estão cheios de almas tão vazias / Los bares están llenos de almas tan vacías
A ganância vibra, a vaidade excita / La ganancia vibra, la vanidad excita
Devolva minha vida e morra afogada em seu próprio mar de fel / Devuélvame mi vida y muera ahogada en su propio mar de amargura
Aqui ninguém vai pro céu / Aqui nadie va al cielo

Não precisa morrer pra ver Deus / No necesita morir para ver a Dios
Não precisa sofrer pra saber o que é melhor pra você / No necesita sufrir para saber qué es mejor para vos
Encontro duas nuvens em cada escombro, em cada esquina /Encuentro dos nubes en cada escombro, en cada esquina
Me dê um gole de vida / Deme un sorbo de vida
Não precisa morrer pra ver Deus /No necesita morir para ver a Dios

(traducción libre mía)

Criolo es un cantante paulistano de rap y soul. Su disco Nó na orelha (Nudo en la oreja) ganó varios premios en el Video Music Brasil, de MTV, en 2011 — podés escucharlo acá. Un dato curioso: en esa premiación cantó Não existe amor em SP con Caetano Veloso (él también tiene una canción muy famosa sobre esta capital, que en otro momento mostraré en el blog).

Declaración de amor

15 Jul

En San Pablo hay un sentimiento constante de reafirmación del amor que uno siente por la ciudad. No sé si es algo generalizado o si sólo me pasa a mí. Pero este lugar te da tantos motivos para abandonarlo, que uno debe acordarse (y convencerse cada vez) por qué sigue viviendo acá. De hecho, el año pasado salió un estudio que mostró que 51% de los habitantes se mudaría a otro lugar si tuvieran la oportunidad.

Construcciones de concreto cada vez más altas, que achican el horizonte. Calles angostas y desorganizadas, por donde pasan autos que insisten en ocupar la ciudad, llenándola de monóxido de carbono y tráfico. Transporte público que deja mucho que desear. Veredas llenas de pozos y obstáculos. Pocas áreas verdes. Demasiada gente que duerme en la calle, en condiciones inhumanas, olvidadas por el poder público. Costo de vida altísimo.

Son motivos válidos para empacar e irse — o, en mi caso, volver a Buenos Aires. Pero en esos momentos en que San Pablo cansa, irrita y decepciona, uno se acuerda de aquellas cosas positivas, que te frenan a armar las valijas.

Y algo que siempre gana en mi batalla interior de amor y odio, es la agenda cultural. Es increíble la cantidad de eventos, exposiciones, ciclos de cine, espectáculos de danza, música y teatro, que hay en esta ciudad. Uno puede estar el fin de semana entero caminando, saltando de un lugar a otro, pero aún así lamentar por tantas otras cosas que quedaron por ver. Las propuestas son realmente diversificadas, creativas y sorprendentes. Es imposible que San Pablo te aburra con tantos estímulos.

Ayer fui a ver la exposición Mais Amor em SP, en el Museu da Imagem e do Som (MIS), que cuenta con 20 obras que revelan diferentes puntos de vista de artistas sobre la ciudad. También hay una parte interactiva, en que los visitantes responden en un pedazo de papel a la pregunta “O que você mais ama em São Paulo?” y luego lo pegan en la pared. La sala queda llena de mensajes y declaraciones de amor.

(en este Tumblr se pueden ver fotos de la exposición).

Esta experiencia me hizo pensar en cómo acá hay mucha gente que tiene una necesidad de gritarle a la ciudad que la quiere. Claro que esto no se refiere a los 11 millones de paulistanos, pero aunque sean algunos apenas, ya me resultan representativos.

Por más que se quejen de todos los problemas cotidianos, esas personas buscan motivos para amar a San Pablo y lo demuestran de formas diferentes, sea con obras de arte, encuentros o exposiciones. Como un grupo de amigos, que recorrió algunos barrios en una madrugada de marzo y pegó corazones en estatuas. El video de esa intervención urbana Aqui bate um coração (en castellano, Aqui late un corazón) también forma parte del proyecto que desarrolló la exposición en el MIS:

Invierno más caluroso

8 Jul

Hace unos días leí el artículo Time Once Again to Break Out Jackets, Knit Caps and Fondue, del Wall Street Journal*. Es una mirada irónica (y bastante graciosa) sobre el invierno en San Pablo. Destaco una parte:

This week, parts of the U.S. are sweltering with huge heat waves as its summer begins. But as winter starts in Brazil, supermarkets in São Paulo are stocking Swiss-themed fondue sets and stacking them near cases of seasonally dark beer brews. Some enthusiastic winter worshipers donned jackets to ward off the morning chill —never mind that other Paulistanos on the sidewalk are still in shirt sleeves.

Esa última parte es muy verdadera. El clima en San Pablo es bastante impredecible: un día puede ser soleado y caluroso, mientras que el día siguiente puede ser gris y un poco frío.

La falta de coherencia climática se revela en la forma de vestirse. En un día fresco, podés ver a una chica con botas altas y un saco abrigado al lado de otra con leggings, remera manga corta y chatitas, y de otra con pollera y sandalias. Es curioso ver, simultaneamente, looks que serían para estaciones diferentes. Me parece que eso en Buenos Aires no pasa. La gente se viste con el mismo tipo de prenda durante una estación. Si hace frío, seguramente todos estarán con bufandas y botas, por ejemplo.

Pero, de hecho, en San Pablo cuesta decidir qué ropa ponerse a la mañana. Son grandes las chances de que te equivoques y que el día que había empezado con sol y temperatura amena termine con una tormenta feroz. Es una de las maneras en que esta ciudad te cambia el humor.

Acá el invierno no es tan duro como en Buenos Aires. Hay algunos frentes fríos, pero en general los días son perfectamente soportables (tanto que en las casas y en los locales comerciales en general no hay calefacción). Muchas veces hasta hace calor. Hace poco desarrollé una teoría sobre eso: acá sufrimos con el frío porque el clima cambia de forma abrupta, sin darnos tiempo para abrigarnos. Y como es tan impredecible, uno no sale preparado a la calle para temperaturas un poco más bajas — eso es lo que me pasa a mí, por lo menos.

Aunque el frío no sea tan grave, la gente insiste en hablar sobre cómo prepararse para el invierno y qué comidas son perfectas para esta época del año (tipo fondue, como dice la nota del Wall Street Journal). El viernes, por ejemplo, en el diario Folha de S. Paulo apareció una nota destacada sobre tragos para el invierno:

Me resultó gracioso, porque dos dias antes el mismo diario publicó una nota sobre el “inverno quente”:

Hoy cayó la temperatura y está lluvioso. Según Clima Tempo la semana que viene vamos a tener máxima de 23º. Me tendré que abrigar un poco más.

* nota que Lara Thomazini recomendó por Facebook