Archivo | septiembre, 2012

Glacê, un café para aliviar mis saudades porteñas

23 Sep

Al mudarme a esta ciudad, los cafés fueron una de las primeras cosas que me empezaron a hacer falta. En Buenos Aires los frequentaba mucho, sea para juntarme con amigos, para reuniones de trabajo, estudiar o para hacer tiempo. En San Pablo la dinámica es otra. Si bien se toma muchísimo café, no hay tantas confiterías como en la capital argentina. Y las costumbres también cambian: acá en general se toma el café negro (en vez del típico cortado porteño) y es raro que te lo sirvan con un vasito de agua y masitas. Con el tiempo, me acostumbré y paré de exigirle tanto a San Pablo, que también ofrece otros lugares de convivencia que en Buenos Aires no existen.

Pero cada tanto descubro cafés simpáticos, como el de Lá da Venda y me alegro mucho. Hace poco decidí ir a uno en el barrio Higienópolis que siempre veía de lejos pero nunca había entrado: Glacê. Tiene mesas en la vereda (algo rarísimo en San Pablo) y una decoración simpática. En el interior, una de las laterales está cubierta por un papel de pared con motivo floral muy lindo, el mismo que aparece en su blog, y sobre el mostrador hay una colección bastante peculiar de pingüinos de cerámica y bombitas de luz.

La atención fue impecable y las tortas (una de chocolate sin harina y otra de coco), riquísimas. Glacê también abre para el almuerzo y dicen que los platos son muy buenos.

Para otros argentinos en San Pablo con saudades, es un lugar para visitar.

Colección de pinguinos y bombitas de luz

Mientras tomaba el café, dos músicos pasaron y tocaron, con trompeta y tambor, música popular brasilera.

Glacê

Rua Marquês de Itu, 1027, Higienópolis. tel. (11) 2936-9997

http://glaceflores.blogspot.com.br/