Locas por esmaltes

19 Nov

Después de cuatro años y medio viviendo en San Pablo, hay muchas cosas de la cultura local que ya no me llaman más la atención. Es más, en muchos aspectos siento que me “abrasileré”. Me acuerdo que al principio me causaba gracia como cada vez que había feijão preto (frijoles negros) en el restaurante de la empresa, mis amigos se ponían demasiado contentos y yo no entendía el motivo de tal felicidad. Pero después de algunos años de incorporar el arroz e feijão a mi dieta cotidiana, ahora soy yo la que festeja cuando veo la olla de feijão preto (e internamente siempre me río de mí misma al reconocer cómo cambié mi paladar).

En mis primeros meses de 2008, me acuerdo que me sorprendió mucho la forma en que las brasileñas mantienen sus uñas impecables. En Buenos Aires, en toda mi adolescencia y vida adulta, fui pocas veces a una peluquería a que me pinten las uñas — solamente para ocasiones especiales. Acá, me empecé a dar cuenta que las mujeres iban semanal o quincenalmente a un salão de beleza y que era raro ver uñas “al natural”. Los colores de los esmaltes también eran mucho más variados y osados que lo que estaba acostumbrada a ver en Buenos Aires: verdes, violetas, grises, naranjas… Hoy, cuatro años después, ya tengo ese hábito más que incorporado.

Todo ese texto para introducir un local que descubrí el último fin de semana. Caminaba por el barrio de Pinheiros con una amiga cuando vimos esta fachada llena de colores.

Entramos a Cosmopolish para chusmear. Descubrimos que es un salão de beleza dedicado exclusivamente a manicura, pedicura y diseño de cejas. Al igual que la pared externa, adentro el lugar está lleno de colores, empezando por una de las paredes, cubierta de esmaltes.

El ambiente es moderno  y cool. Me divirtieron las lámparas colgantes decoradas con esmaltes — un poco redundante, ya que el interior está lleno de esmaltes, pero igual me pareció una solución creativa para decorar el lugar.

También hay sillones estampados y cuadros que le dan un toque alegre al salón. Claro que todos estos elementos diferentes se reflejan en los precios. Las manos salen R$ 27 y los pies, R$ 35 (mirá todos los valores acá), bastante más caro que los valores promedio, de unos R$ 15 y R$ 25 aproximadamente.

Para compensar un poco esos precios más elevados, en el site de Cosmopolish me enteré que durante la llamada “Relax Hour” (de 12hs a 17hs), hay descuentos. Y en la “Happy Hour” (de 17hs a 22hs) te regalan los tragos (la promoción también vale para los sábados).

Si alguna vez están en San Pablo y les divierte ir, esta es la dirección:

Cosmopolish

Rua dos Pinheiros, 365, Pinheiros. tel. (11) 3892-1910

http://www.cosmopolish.com.br

Anuncios

2 comentarios to “Locas por esmaltes”

  1. Florencia A 20 de noviembre de 2012 a 9:08 #

    WOW! Otro lugar al que quiero ir cuando vuelva a SP!

  2. Felicitas 25 de noviembre de 2012 a 0:44 #

    Es muy cerca de casa y no lo conocía. Muy buena “dica”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: