Archivo | Música RSS feed for this section

Una voz fascinante

14 Ene

De casualidad encontré un video del que me enamoré al punto de mirarlo unas cinco veces durante un fin de semana. Es el capítulo 10, dedicado al cantante brasilero Ney Matogrosso, de una serie llamada Collection Petites Planètes. Como Ney ya me gusta, apreté play sin pensarlo.

Me sorprendió la delicadeza de ese cortometraje y me fascinó la forma en que el director reveló al cantante de una forma tan próxima. Todo eso se debe a la cámara, que acompaña de cerca al artista, pero no lo muestra de una forma óbvia. Por momentos se aproxima, por otros se queda en un mismo encuadre, y hasta hay algunas tomas en que muestra a Ney demasiado cerca, al punto de revelar sus arrugas. Creo que la elección de las tres canciones Nada por mimFala y Da cor do pecado ayudó a crear esa atmósfera intimista del video.

Confieso que conocí a Ney Matogrosso hace pocos años. Fue con el disco Vagabundo, que grabó con Pedro Luis e a Parede (lo pueden escuchar acá), que me encantó y todavía no me canso. Es de esos discos que escuchás de comienzo a fin, y que todas las canciones te inspiran.

Desde entonces, le tengo mucho más cariño a este artista, que antes apenas relacionaba con la publicidad de sus shows que veía en el diario. En esos anuncios, él aparecía así:

Cuando vinculé la voz de esas canciones que tanto me gustaban a esa imagen que había visto tantas veces, me pareció aún más cautivante la figura de este artista. Ahí me enteré que es un cantante excéntrico, que sabe provocar. Y que eso viene desde su época con la banda Secos & Molhados, en la década de los 70 (acá hay un buen ejemplo).

Con sus 71 años, Ney Matogrosso también es actor. De hecho, su reciente actuación en la película “Luz nas trevas”, de Rogério Sganzerla  (1946-2004) — la continuación de “O bandido da luz vermelha”, de 1968 — fue muy elogiada. Fue su primer papel protagónico en la gran pantalla.

Todavía me falta conocer mejor el repertorio del artista. Pero termino el post con mi canción favorita: Transpiração.

A inspiração vem de onde? / De dónde viene la inspiración?
Pergunta para mim alguém / Me pregunta alguien
Repondo talvez de longe / Respondo talvez de lejos
De avião barco ou bonde? / En avión barco o  bondi?

Vem com meu bem de Belém / Viene con mi amor de Belém
Vem com você neste trem /Viene con vos en este tren
Das entrelinhas de um livro / De las entrelíneas de un libro
Da morte de um ser vivo / De la muerte de un ser vivo
Das veias de um coração / De las venas de un corazón

Vem de um gesto preciso / Viene de un gesto preciso
Vem de um amor vem do riso /Viene de un amor, viene de una risa
Vem por alguma razão /Viene por alguna razón
Vem pelo sim pelo não / Viene por el sí, viene por el no

Vem por uma gaivota /Viene por una gaviota
Vem pelos bichos da mata /Viene por los bichos de la floresta
Vem lá do céu vem do chão /Viene allá del cielo, viene del suelo
Vem da medida exata / Viene de la medida exacta
Vêm dentro da tua carta /Viene dentro de tu carta
Vem do Azerbadjão /Viene de Azerbadjão
Vem pela transpiração / Viene por la transpiración

A inspiração vem de onde? / De dónde viene la inspiración?
De onde? /De dónde?
A inspiração vem de onde?  /De dónde viene la inspiración?
De onde? / De dónde?

Vem da tristeza, alegria. / Viene de la tristeza, alegría
Do canto da cotovia / Del canto de la ??
Vem do luar do sertão /Viene de la luz de la luna del sertão
Vem de uma noite fria  / Viene de una noche fría
Vem olha só quem diria / Viene de mirá vos quién diría
Vem pelo raio e trovão / Viene del rayo y del trueno
No beijo desta paixão / En el beso de esta pasión

(No sé si en castellano la canción perdió fuerza, pero desde que la escuché me pareció muy profunda y con una melodía especial).

Gracias al tango

29 Ago

Nunca fui a tantos conciertos de tango como en los últimos cuatro años que vivo en San Pablo. Qué suerte la mía de estar en una ciudad que trae a bandas y artistas como Escaladrum, Violentango, Amelita Baltar, Rodolfo Mederos…

Descubrí en la música una forma de conectarme con la Argentina. Parece un cliché de quien vive afuera, pero siempre que estoy en esos auditorios me invade una sensación muy fuerte, una especie de melancolía y felicidad, que se alternan y se mezclan desordenadamente.

El sábado pasado (25) tuve otro de esos momentos. Fui a ver un show de Diego Schissi, pianista y compositor argentino, con la orquesta paulistana Jazz Sinfônica.

Fue en el Auditorio Ibirapuera, proyectado por Oscar Niemeyer, autor de tantas obras arquitectónicas en Brasil y en el mundo. Vale mucho la pena ir a un espectáculo en ese lugar. Primero porque tiene una propuesta muy democrática, ofreciendo entradas a precios baratos para facilitar el acceso a la cultura (el show de Schissi salía R$ 20, por ejemplo). Segundo porque el edificio es increíble — tiene una forma orgánica roja que circula por el interior del hall de entrada y después se repite hacia afuera, como si fuese una lengua. Hay algo más: el fondo del auditorio se puede levantar, para poder invertir la orquesta y posicionarla frente al parque Ibirapuera. De esa forma, se pueden ver conciertos gratis al aire libre. (ver fotos abajo)

El sábado, la Jazz Sinfónica empezó sola, tocando Por una cabeza, de Gardel. Fue una versión diferente, especial. Después siguió con Oblivion, de Piazzolla, también impactante y con un solo de saxofón. El público aplaudió efusivo. Seguramente nadie se imaginaba que esas dos interpretaciones servirían para contrastar con lo que vendría después (por lo menos eso me pareció).

Para introducir a Diego Schissi, que tocó junto con el bandoneonista Santiago Segret, el maestro avisó que la propuesta del músico era innovadora. “Estamos frente a un creador”, fueron sus palabras para definirlo. También dijo que los ensayos aquella última semana habían sido muy intensos, justamente para intentar comprender las obras y el estilo del argentino. Cuando Astor, de pibe empezó a sonar, todo eso quedó evidente. Vean un video de esa composición e imagínenla con una orquesta enorme atrás.

Diego Schissi escapa de las formas tradicionales del tango. El ritmo de sus composiciones a veces no es fácil, pero su música transpira emoción. Termino el post con Líquido 3, mi favorita, en una versión del Quinteto Diego Schissi.

***

Un ejemplo de cómo se invierte el palco del Auditório Ibirapuera: proyección de la película Metrópolis, al aire libre y con música de la Jazz Sinfônica. Foto del blog Autossuficiência.

Y otra foto de acá para entender el edificio:

Amor que no existe

21 Jul

Después de escribir el post sobre las declaraciones de amor a San Pablo, me acordé de una canción de Criolo, que muestra otro lado de esa relación de amor y odio que uno tiene con la ciudad: Não existe amor em SP.

Não existe amor em SP / No existe amor en SP
Um labirinto místico / Un laberinto místico
Onde os grafites gritam /Donde los grafitis gritan
Não dá pra descrever / No se puede describir
Numa linda frase /En una frase linda
De um postal tão doce / De una tarjeta postal tan dulce
Cuidado com doce / Cuidado con lo dulce
São Paulo é um buquê / San Pablo es un ramo
Buquês são flores mortas / Bouqués de flores muertas
Num lindo arranjo / En un lindo ramo
Arranjo lindo feito pra você / Ramo lindo hecho para vos

Não existe amor em SP / No existe amor en SP
Os bares estão cheios de almas tão vazias / Los bares están llenos de almas tan vacías
A ganância vibra, a vaidade excita / La ganancia vibra, la vanidad excita
Devolva minha vida e morra afogada em seu próprio mar de fel / Devuélvame mi vida y muera ahogada en su propio mar de amargura
Aqui ninguém vai pro céu / Aqui nadie va al cielo

Não precisa morrer pra ver Deus / No necesita morir para ver a Dios
Não precisa sofrer pra saber o que é melhor pra você / No necesita sufrir para saber qué es mejor para vos
Encontro duas nuvens em cada escombro, em cada esquina /Encuentro dos nubes en cada escombro, en cada esquina
Me dê um gole de vida / Deme un sorbo de vida
Não precisa morrer pra ver Deus /No necesita morir para ver a Dios

(traducción libre mía)

Criolo es un cantante paulistano de rap y soul. Su disco Nó na orelha (Nudo en la oreja) ganó varios premios en el Video Music Brasil, de MTV, en 2011 — podés escucharlo acá. Un dato curioso: en esa premiación cantó Não existe amor em SP con Caetano Veloso (él también tiene una canción muy famosa sobre esta capital, que en otro momento mostraré en el blog).